Radio Guadalquivir

Todos tenemos un Silicon Valley Dentro

Silicon Valley

Todos tenemos un Silicon Valley Dentro

¿A qué mola Silicon Valley? ¿A qué te encantaría hacer un viaje por Palo Alto? ¿Te molaría tomarte un café en Facebook? ¿Y saltar por el tobogán de Google?

La verdad que mola, ¿a que sí?

Ver esos avances que nos harán la vida mejor. Ver que consideran la felicidad más importante que la productividad de “8 horas porque lo mando yo” o te dejan tiempo para la siesta entre reunión y reunión.

Pero nada más empezar a estar ilusionados, empezamos a pensar:

“Allí solamente van los genios…Mis ideas nunca podrían ir allí, no van ni a la vuelta de la esquina…Ojalá me dejaran equivocarme aquí como lo hacen allí…si no me llamaran loco por cada idea que tengo, ya sería millonario… Eso de la creatividad es para elegidos y yo no lo soy”

Nos ilusionamos viendo sitios y empresas “que están a la úlltima”. Pensamos que sería bonito ir allí o como poder traer esas “ideas” a dónde estás viviendo o trabajando… pero nunca das un paso adelante porque CREES que es algo imposible, que solamente existen en las películas o en los reportajes de las revistas.

¿Te digo una cosa?

Tú eres ya Silicon Valley, incubadora, empresa innovadora o lo que sea que te haga los ojos chiribitas siempre que oye su nombre.

¿Cómo? Sígueme.

No estás loco, solamente dices lo que sientes.

En un mundo donde nos encanta etiquetar a todo y a todos, pero sobre todo a quienes se salen de la línea de lo establecido, decir lo que siente, quiere y desea uno, es correr un gran riesgo.

Creemos que en Silicon Valley solamente hay “locos”. Te confundes. Solamente hay personas que expresan sin ningún pudor sus ideas.

Silicon Valley

Serán más locas o no. Serán posibles o no. Serán el comienzo de otras ideas mucho mejores y útiles para nosotros. Pero sobre todo, no son considerados como locos ni van acompañados de frases como: “¿A dónde vas? ¿Estás bien de la cabeza?…”

Pero todo esto tiene que empezar por ti. Tienes que darte la oportunidad de ver el motivo de esas ideas en tu cabeza, de por qué no te dejan dormir o siempre estás viendo cosas relacionadas con dicho asunto.

Por el camino te estás dando cuenta de quién eres, de los talentos que tenías dormidos, de que hay gente que piensa igual que tú y otros que te apoyan, porque creen en ti.

Es por el camino, cuando la confianza se va reforzando, el miedo va disminuyendo (que nunca desaparecerá), y vas viendo de otra manera, a esa persona que veías todas las mañanas cuando te ponías enfrente del espejo del baño.

La creatividad es simplemente mirar la realidad desde otra perspectiva. Desde tu perspectiva. Esa visión puede dar muchos beneficios a los demás. ¿Y la vas a dejar que se vaya por el W.C. por el que dirán?

¡¡QUE NO ME ENTERE YO!!

Cuando te das el SI, los que te dicen que NO, empiezan a desaparecer.

Cuando te dices Sí a ti mismo, siempre van a aparecer personas que te van a decir “NI SE TE OCURRA, ¿Estás mal de la cabeza?”.

Y hasta ahora, siempre has acabado haciendo lo mismo, tirando la toalla. Siguiendo lo “estipulado”, lo que los demás desean y quieren que consigas.

En tu SIlicon Valley, no existe en el diccionario “ES IMPOSIBLE”, solo “vamos a ver qué hay detrás de esta posibilidad”.

Todo el mundo lo dice, y es verdad. Quienes te dicen que no, lo hacen de “buena fe”. No quieren que te pase nada, que te endeudes, que te rompas la cabeza…

¿Pero sabes qué? TÚ NO HAS VENIDO A HACER LO QUE LOS DEMÁS HACEN, HAS VENIDO A SER TÚ. Y eso es la leche.

A quien le guste bien, y a quién no, también.

Te aseguro que por el camino hacia tu Silicon Valley, encontrarás más gente de la que crees que creerán en ti y te apoyaran, que los que dirán que NO. Y si te dan mucho dolor de cabeza, ponte tapones o mándalos a “freír espárragos”.

Da pasos, no corras.

Nos han enseñado que hay que conseguir el éxito. Que hay que ser como el bloguero que sigues, como el escritor que te tiene loco o el empresario que te pirra por sus ideas.

CÁLMATE.

Silicon Valley

Tú eres tú y otra persona es otra persona.

Puedes aprender de cómo lo hizo, de sus ideas, y de sus caídas también. Pero no quieras ser su gemelo, porque nunca llegarás a serlo.

Da pasos adelante, pequeños. No quieras correr antes de andar. Si no acuérdate de cómo empezaste a andar por el pasillo de tu casa, primero a gatas, luego con caídas y luego agarrándote a la pared hasta que empezaste a andar un poco erguido.

No planifiques, vive.

No corras, siente.

No te compares con nadie, porque tú eres tú y eso ya es la leche.

Ama las caídas, porque te estarán enseñando qué estás haciendo mal o descubriendo algo mejor de lo que estabas pensando hasta ahora. (Muchos proyectos e inventos, han nacido de caídas de sus creadores con anteriores proyectos).

Viva la Disrupción y el querer ser mejor.

Sentirás que dentro de ti hay un Silicon Valley, cuando no puedas dormir. No estoy promulgando el insomnio ni el uso de la cafeína sin control.

Cuando sabes que siempre se puede hacer mejor las cosas, cuando a pesar de un gran trabajo que te puede hacer “vivir de las rentas”, quieres más, deseas aprender más y mejor.

Es estar avergonzado de tu 1º versión del producto y cada año querer mejorarla, aunque te de un buen rendimiento con la 1º.

Eso es la Disrupción, saber que todo en la vida se puede hacer mejor, en beneficio de los demás.

Necesitas la ayuda de los demás.

Por mucho que te creas el nuevo Ferrán Adrià, mejor que Richard Branson o tu música es mejor que la de los Rolling Stones…SIEMPREEEEEEEEEE vas a necesitar a un equipo detrás de tuya.

A parte de que no serás nadie sin un equipo, el ego te dará una buena bofetada.

Únete a gente que crea en ti, que te haga aún mejor y que sobre todo, TENGÁIS EL MISMO PROPÓSITO, DE QUE LO IMPOSIBLE SOLO EXISTE EN EL VOCABULARIO DE LOS MEDIOCRES.

Cuanta más locura, más encaminado vas.

Me encanta la controversia. Todo lo que hago si no remueve algún culo, alguien no se rasca la cabeza o no quieren volverme a ver en su vida, es que no has producido una transformación en nadie.

La controversia es una etiqueta más que la sociedad impone a aquellos que no dicen o hacen lo considerado como “normal”.

¿Pero es que Facebook era “normal” en sus comienzos? ¿Es qué el Iphone era algo “normalito” cuando salió? ¿No crearon los avances tecnológicos un antes y después en una sociedad que le mola la rutina y lo conocido?

Como verás, son algunas de las situaciones que se viven a diario en Silicon Valley. ¿Me puedes decir que no puedes trasladarlas a tu persona o empresa? ¿O es necesario saltar el charco para sentirte como uno de ellos a través de estas mejoras en tu vida?

Y seguro que pensarás que no todo podrás aprender, que no todo estará a tu disposición, para descubrir ese Sillicon Valley que sé que llevas dentro de ti.

 

Silicon Valley
Foto: Manuel Morillo

¿Te cuento un secreto?

En Silvia Te Orienta y con todo su equipo, tienes a tu disposición toda la información para empezar a crear las bases para un Silicon Valley sólido y duradero.

Bienvenido a tu Silicon Valley particular.

 

David Asensio García.

Autor de “Liderazgo Canalla. Libera tu lado más rebelde” y CEO de consultora “Chocolate Rojo”.

Si quieres puedes compartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *