Radio Guadalquivir

Objetivo Profesional

Objetivo Profesional

Cómo definir tu Objetivo Profesional puede ayudarte a encontrar empleo

Soy Enrique Cejudo y #Oriéntate es la sección de Orientación que realizo cada mes en #SilviaTeOrienta. Hoy hablamos del Objetivo Profesional.

El primer día de la sección, en el primer programa de esta temporada, hablamos sobre Búsqueda de Empleo en Navidad a fin de que nuestros consejos pudieran ponerse en práctica cuanto antes.

En esta ocasión, quiero hablaros de un paso que resulta primordial en cualquier proceso de búsqueda de empleo: definir el OBJETIVO PROFESIONAL.

No tenerlo definido o haberlo hecho sin tener en cuenta los parámetros necesarios puede tener como consecuencia realizar esfuerzos que no se vean recompensados y, con ello, altas tasas de frustración.

 

Lo primero que hay que dejar claro es que perfil profesional y objetivo profesional no son lo mismo.

El puesto que una persona desea desempeñar es el Objetivo Profesional.

Las capacidades y habilidades que has desarrollado a lo largo de tu vida laboral en base a tu formación y tu experiencia conforman tu perfil profesional.

El mensaje que, por cualquier vía, debemos trasladar a quien quiera contratar nuestros servicios es cómo nuestro perfil puede ayudar a conseguir sus objetivos.

Para definir y construir nuestro objetivo profesional puede ayudarnos responder a estas 2 preguntas:

  1. ¿Qué quiero?: ¿Cuál es el motivo por el que me interesa el puesto?, ¿qué fin persigo al incorporarme?, ¿cómo responde ese puesto a mis aspiraciones?, ¿cuales son mis intereses?
  2. ¿Qué ofrezco?: ¿Qué parte de mi experiencia considero valiosa para el puesto?, ¿qué cualidades, capacidades y fortalezas te hacen la persona idónea?, ¿qué aptitudes, actitudes, competencias, formación y experiencia aporto?

Para que tu CV sea una herramienta de marketing que logre venderte es importante comunicar de manera efectiva quién eres y qué sabes hacer.

Es importante que huyas de redacciones “egoístas” en Cv´s, cartas de presentación, cuerpos de email, etc. Lo que soy y lo que quiero tiene que desembocar en los beneficios que para tu empresa o proyecto va a reportar.

Si no personalizamos nos convertimos en “folletos de publicidad” de leer y tirar.

Si no sabes hacia dónde vas nunca llegarás a ninguna parte”. Lewis Carroll

Un Objetivo Profesional bien definido podemos utilizarlo para:

  1. Determinar en qué puestos y en qué empresas puedo trabajar.
  2. Introducirlo en el curriculum, como un párrafo breve (máximo 4 – 5 líneas) justo debajo de los datos personales.
  3. Redactar cartas de presentación o emails dando así una idea de cómo somos y hacia donde nos dirigimos antes de conocer que hemos estudiado o en qué tenemos experiencia.
  4. Ayudarnos a responder determinadas preguntas en las entrevistas de trabajo.

La definición del objetivo, cuando se ha realizado de la manera correcta, conlleva un trabajo de autoconocimiento que nos permite estar preparados para responder en cualquier momento a preguntas sobre nosotros mismos y sobre cómo utilizaremos nuestro potencial para beneficiar a quien contrate nuestros servicios.

¿Qué hacer si no conoces las características y funciones del puesto?

Puede que tras haber investigado por ‘cielo, mar y tierra’ no tengamos detalles suficientes del puesto o la empresa a la que queremos hacer llegar una candidatura, en este caso, intenta adecuarlo al tipo de compañía a la que te diriges, o incluye algún elemento que sea específico de ese tipo de empresa o sector.

Cosas que siempre debes hacer…

  • Enfocarte en la vacante. Resalta las competencias y experiencias afines y traslada tus objetivos a lo que la empresa en cuestión está buscando.
  • Mostrar interés en el puesto. Lo que buscamos es comunicar afinidad y pasión por el trabajo.
  • Habla de cómo beneficiarás a la empresa. Es un error limitarse a describir qué esperas de la empresa. Mejor contar brevemente cómo tu experiencia y conocimientos pueden ajustarse a lo que buscan.

Lo que debes evitar…

  • Sonar arrogante. Un buen candidato deja que su experiencia, logros y habilidades hablen por sí solos, sin necesidad de hacer declaraciones presuntuosas.
  • Centrarte solo en ti. Se cae en el error de expresar sólo tus ‘demandas’, pero no cómo contribuirás a alcanzar los objetivos de la empresa.
  • Utilizar frases trilladas. ‘Aplicar mis conocimientos’, ‘Trabajar en una empresa exitosa’, ‘Mejorar el funcionamiento de una compañía’, ‘Aprender más’, ‘Darle una mejor calidad de vida a mi familia’, ‘Adquirir experiencia’

Cualquier candidato puede tener estos objetivos por lo que mejor busca alternativas originales para expresar cómo tus metas se ajustan a lo que la empresa puede necesitar.

Para saber si tu Objetivo Profesional está bien construido puedes hacerle lo que yo llamo “la prueba del algodón” y preguntarte:

  • ¿El puesto está expresado con claridad, es una profesión concreta y es conocida por quien lo desea?: DEFINICIÓN.
  • ¿Las competencias que exige el puesto coinciden con nuestras características (actuales o potenciales)?: ADECUACIÓN.
  • ¿Hemos valorado el esfuerzo, tiempo y recursos requeridos para alcanzar ese puesto y si compensa el esfuerzo?

Espero que lo que te acabo de contar te ayude a definir y construir tu #ObjetivoProfesional y así los esfuerzos que hagas en tu búsqueda de empleo sean lo más rentables posible.

La infografía que he realizado en colaboración con Patricia Vázquez seguro que te ayuda a visualizarlo y… RECUERDA!!!:

‘Los trabajos no “salen” como los gurumelos… se cultivan ¡COMO LOS CHAMPIÑONES!’

Objetivo Profesional

Si quieres puedes compartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario